Las canchas de la ciudadela El Paraíso, ubicadas en las laderas del Bosque Protector Cerro Paraíso, fueron el escenario del festival ecocultural Las Voces del Cerro este domingo 9 de octubre de 10h00 a 17h00. El objetivo de este evento fue “fomentar el empoderamiento y la protección del Cerro Paraíso en los jóvenes, especialmente quienes están en las zonas aledañas“, comentó Gorki Alarcón, uno de los organizadores del festival.

Alarcón, Alejandra Paredes y Mariela Viteri fueron los mentalizadores y ejecutores del festival, que tuvo el aval de la Universidad Casa Grande y fue coproducido con la organización Cerros Vivos. Este grupo, conformado principalmente por moradores de El Paraíso, fue el encargado de coordinar la ecoferia, los talleres recreativos y las presentaciones escénicas.

Los principales protagonistas del festival Las Voces del Cerro fueron las seis bandas ecuatorianas: Niñosaurios, Cactus Gamarra, Merchán, Iguana Brava, Duodeno y Los Tripulantes del Submarino Amarillo.

Alarcón, quien también es director de la escuela de imagen y sonido Paradox, aseguró en referencia a los grupos musicales: “Estas bandas no son de artistas cualquiera, ellos han compuesto canciones inspiradas en este cerro, y precisamente nuestra selección se ha basado en eso”.

Además de las bandas, también hubo la presentación de la escuela de danza Eptea, que mostró coreografías contemporáneas y flamencas con siete bailarinas; el festival sumó la intervención de la actriz quiteña Belén Buendía, quien realizó una obra llamada ‘La abuela Sisa y los cuentos del mundo’, que mezcló la narración oral, la pantomima y la danza.

Paredes comentó también que se dio espacio a una ecoferia para personas emprendedoras que tienen constante cercanía con las actividades que se hacen en el Cerro Paraíso por parte de la organización Cerros Vivos. La ecofería ofreció productos artesanales como los cuadernos ecológicos de Volátil y Dadaif Cartonera, y comida criolla y vegana como las hamburguesas de quinua de Mamaquilla y las empanadas de Ají Dulce. Además de un taller de adiestramiento canino dirigido por el instructor Luis Torres y teatro en miniatura en La Caja Misteriosa de Adriana Iraola.

 

También te puede interesar

Dejar un comentario